Memorabilia: proyecto Amarika

Amarika 2021

Una propuesta de ZAS

Entre los años 2008 y 2011, la Asamblea Amarika, un colectivo ciudadano vinculado al sector del arte y compuesto básicamente por artistas locales de Vitoria-Gasteiz, tuvo acceso a la gestión de los espacios expositivos de la Diputación Foral de Araba.

El impacto de aquella novedosa experiencia, denominada Proyecto Amarika, se dejó notar en la producción artística del contexto vasco en un momento en el que coincidían a pleno rendimiento varios equipamientos culturales en la ciudad, pero sobre todo dejó tras de sí un importante cúmulo de exposiciones, publicaciones y experiencias.

ZAS kultur espazioa se propone durante 2020 y con el objetivo puesto en su décimo aniversario (2021) revisitar aquella iniciativa a través de una serie de encuentros y actividades que pongan en valor tanto el archivo documental generado por Amarika como la experiencia política y de gestión que animaba aquella propuesta.

Para ello hemos articulado este programa en base a cuatro ejes fundamentales: contexto, archivo, gestión y relato(s), todos ellos interrelacionados, todos ellos sujetos a una denominación imprecisa, pues requiere de las diferentes subjetividades y de la perspectiva del tiempo para cobrar entidad e integrarse dignamente en nuestra historia cultural local.

En un primer acercamiento se hace preciso analizar el CONTEXTO en el que se dieron las condiciones de posibilidad para un experimento de política cultural como fue Amarika. De un lado, el cierre de la Sala Amárica en el año 2002, un espacio de referencia en el arte de la ciudad provincia, sirvió para poner en marcha una iniciativa legislativa popular que buscaba la continuidad de la sala.

De otro lado, la coincidencia en ese momento de Artium, Montehermoso, Krea, así como la actividad de la galería Trayecto, hacían de Vitoria Gasteiz una ciudad volcada en el arte y la cultura desde el apoyo institucional. El despliegue (párrafo arriba se dice “poner en marcha, por no repetir…) del Proyecto Amarika busca en este panorama un espacio en el que inscribir su ideario y su hoja de ruta.

Con el Proyecto Amarika en funcionamiento se llevaron a cabo una importante cantidad de exposiciones y eventos de todo tipo, se editaron libros y catálogos, se editaron un gran número de carteles, tarjetas y folletos en un intenso trabajo de información, diseño, imagen y comunicación. Recuperar y organizar en la medida de lo posible el ARCHIVO documental y fotográfico de esa época constituye uno de los retos que se propone ZAS.

El MODELO DE GESTIÓN fue sin duda la verdadera aportación del Proyecto Amarika, su mayor apuesta y su gran reto. La coordinación de las programaciones de las tres salas dependientes de la Diputación, así como de otras actividades de promoción cultural, obligaron a realizar difíciles equilibrios en las relaciones con la institución. El modo en el que el carácter asambleario del Proyecto Amarika se incrustaba problemáticamente en su engranaje administrativo, así como la apuesta por nuevos formatos y audiencias, supuso un aprendizaje acelerado para todas las partes implicadas y la apertura a nuevas formas de gestionar la cultura en donde las contradicciones acechaban a cada paso. Nos proponemos revisar aquel intento desde la perspectiva actual y desde nuestra circunstancia política. 

Sabemos que hay muchas lecturas de todo aquello; sabemos que son muchos los relatos de aquella etapa. Por ello no podemos ni queremos dar una versión cerrada, no queremos dar por empaquetado el relato del Proyecto Amarika, ni embalsamar sus restos con destino a la historia. Mediante un apartado específico: “RELATOS”, nos proponemos recoger todo esas historias vinculadas de uno u otro modo a la experiencia de Amarika. Anécdotas, reflexiones, descubrimientos, decepciones, aprendizajes, recuperar la crónica de una exposición o dar cuenta de un momento vivido en la sala. Se trata de microhistorias que complementan, subjetivan y contribuyen a un relato colaborativo y grupal, a una historia viva y siempre en proceso. Nuestra idea es articular todo este cúmulo de aportaciones más a largo plazo, bien en una publicación o mediante un display expositivo.

En esta primera fase nos proponemos abordar dos acciones:

+ 5 Marzo. “Memorabilia Amarika”. Inauguración del escaparate ZAS con materiales generados durante el Proyecto Amarika. En esta ocasión el escaparate tiene un componente participativo. Animamos a todo aquel que quiera acercarse a ZAS a traer algún material (cartel, catálogo, tarjeta, foto) que eche en falta en el display expositivo, de este modo iremos completando el fondo documental del Proyecto Amarika.

+ 12 Marzo. “Conversación: “El contexto cultural en el que surge el Proyecto Amarika”. Invitadxs por determinar.