Ilumina el pasado, activa la memoria. De Iker Vázquez

La propuesta consiste en pintar con pintura fotolumiscente el escaparate de Zas Kultur, escribiendo sobre el cristal la información del Gabinete Fotográfico de la primera fotógrafa profesional de Vitoria-Gasteiz, Basilia Tarrios y Uriondo.

Era el año 1880 y después de la muerte de su marido, el pintor y fotógrafo de Durango Ruperto

Zaldua, Basilia regentó el estudio fotográfico bajo la marca “Viuda de Zaldúa”. Durante el siglo XIX era muy común añadir rótulos publicitarios pintados en los escaparates, tal y como se propone hacer en ZAS.

El texto tendrá detrás un fondo blanco, poniendo un papel que ocupe todo el cristal. La pintura se ilumina con la luz, por lo que se propone (mediante un texto) animar a la gente que pase por fuera del local a activar la pintura usando la luz de sus teléfonos móviles. Una vez vista la publicidad comercial se propone encontrar dónde estaba, buscar un código QR y leerlo.

El objetivo es activar la memoria de la ciudad mediante una creación artística participativa y lúdica, articulando una propuesta de micropolítica feminista.